Biofactores - sustancias importantes para nuestro cuerpo

Generalidades

¿Que son los biofactores?

Biofactores son sustancias esenciales que nuestro organismo necesita para su normal funcionamiento. Ellos incluyen vitaminas, minerales, y elementos tales como magnesio, zinc o hierro, así como sustancias similares a las vitaminas (por ejemplo el ácido alfalipoico o coenzima Q10), aminoácidos, ácidos grasos, y extractos de plantas secundarias. El cuerpo puede producir algunos de ellos, sí, pero muchos tienen que ser obtenidos a través de nuestra dieta. Estos últimos también se llaman biofactores esenciales. En alta concentración, algunos biofactores pueden tener un efecto terapéutico, adquiriendo así propiedades farmacéuticas.

¿Qué efecto tienen los biofactores en el cuerpo?

Biofactores juegan un papel vital en el cuerpo y contribuyen a la buena marcha de nuestros procesos metabólicos. Por lo tanto, las asociaciones nutricionales promueven valores de referencia que deberían facilitar un metabolismo saludable. El hierro, por ejemplo, es esencial para la producción de hemoglobina así como para el suministro de oxígeno de nuestro cuerpo. La vitamina C ayuda a la absorción del hierro de nuestra dieta, desempeña un papel en la cicatrización de heridas y es un antioxidante. Algunos biofactores apoyan el funcionamiento normal del sistema inmune de diferentes maneras. La vitamina D (que es, por cierto, una vitamina y una hormona) es producida por el cuerpo con la ayuda de la luz solar, ayuda al intestino a absorber el calcio, fósforo y magnesio - sólo para nombrar algunas de sus múltiples funciones en el cuerpo, así mismo, la vitamina D permite que estos biofactores completen sus tareas importantes en la formación de nuestros huesos. Los bebés, en particular, tienen una necesidad relativamente más alta de vitamina D debido a su crecimiento. Las vitaminas B tales como vitamina B12, benfotiamina (un precursor de tiamina soluble en lípidos), vitamina B6 y ácido fólico tienen, entre otras cosas, una influencia crucial sobre la función nerviosa y regeneración, así como el mantenimiento de un estado metabólico saludable en el suministro de energía y la formación de sangre.

¿Cómo se manifiesta un suministro insuficiente de biofactores?

Procesos importantes del cuerpo no pueden funcionar bien si hay un suministro insuficiente de biofactores por un período de tiempo muy largo. Por ejemplo, una deficiencia de hierro (especialmente común entre las mujeres) se manifiesta como palidez, temblor, y fatiga general. Para muchas personas afectadas, una deficiencia de magnesio conduce a calambres nocturnos en las pantorrillas, tensión muscular dolorosa, nerviosismo o incluso arritmia e hipertonicidad. Un suministro insuficiente de vitamina D puede manifestarse de muchas maneras diferentes, debido a su amplia influencia en todo el cuerpo y su efecto hormonal.

worwagpharma-scientists-in-lab

Las primeras señales o indicaciones de un suministro insuficiente de un biofactor son siempre síntomas no muy específicos tales como sensación de debilidad, fatiga, falta de concentración y la disminución del rendimiento. Todos estos síntomas son a menudo subestimados y puede dificultar en gran medida nuestro "dominio" de la vida cotidiana.

Una deficiencia que inicialmente parece inofensiva puede desencadenar reacciones en cadena, peligrosas con el tiempo. Una deficiencia de vitamina B ignorada no sólo tiene un efecto perjudicial sobre el recuento de sangre, sino también sobre la función y el mantenimiento del sistema nervioso normal. El suministro de energía de cada célula del cuerpo no puede funcionar como de costumbre, si hay una deficiencia de vitaminas B. Una deficiencia de zinc y el suministro insuficiente puede causar muchos síntomas visibles e invisibles también. Las uñas quebradizas y la piel seca y escamosa pueden indicar una deficiencia de zinc. Si se siente mal, enfermo, débil, y menos activo, lo mejor que puede hacer es ver a su médico para ser examinado a fondo. Después de mirar el hemograma relevante y especialmente después de descartar otros factores, se puede detectar rápidamente una posible deficiencia o insuficiencia de biofactores y se puede tomar contramedidas apropiadas.

¿Cómo reducir el riesgo de un suministro insuficiente de biofactores?

Para la mayoría de la gente, es simple: vivir una vida saludable!

woerwagpharma-happy-couple-running

Además del ejercicio regular, una dieta equilibrada es, por supuesto, parte de un estilo de vida saludable. Al comer frutas suficientemente frescas, verduras y granos enteros, así como productos bajos en grasas de origen animal como pescado, carne magra y leche baja en grasa, ya se puede hacer algo para tener un buen suministro de nutrientes. Por cierto, nuestro cuerpo digiere los aceites vegetales valiosos mejor que las grasas animales. Los profesionales de la salud también recomiendan al menos cinco porciones de fruta fresca y verduras por día. Incluso los llamados "súper alimentos" como goji, acerola, y muchos más, todo el mundo está hablando hoy en día, que estos alimentos pueden ser posibles adiciones a la dieta diaria y hacer su parte en la prevención de los síntomas de deficiencia de biofactores. Por ejemplo, el queso y el maní tienen un contenido relativamente alto de zinc - comer 100 g de queso  Emmental suministra 4,6 g de zinc. El consumo diario recomendado se encuentra entre 7 g para las mujeres y 10 g para los hombres. Pollo y hierba de los canónigos contienen una gran cantidad de ácido fólico - el último un total de 145 mg de la misma en 100 g - pero deben consumirse poco después de la compra. El ácido fólico se destruye muy rápidamente cuando el alimento se almacena durante un largo tiempo. Además, el pollo contiene vitamina B6. Y la vitamina B12 se encuentra casi exclusivamente en alimentos de origen animal. Los que son vegetarianos o veganos pueden conseguir algo de vitamina B12 de los alimentos fermentados como el chucrut o cerveza (sin alcohol) que contiene la vitamina - aunque en cantidades muy pequeñas. La vitamina B1 se encuentra en las legumbres y productos de granos enteros; dependiendo del almacenamiento y preparación, el contenido de vitaminas en los alimentos puede variar. Por lo tanto, comer un delicioso muesli o pan de grano entero para el desayuno podría ayudar a prevenir una deficiencia de este biofactor. Este también soporta el suministro de magnesio - avena, en particular, contienen una cantidad relativamente alta de magnesio (134 mg por 100 g), semillas de girasol, incluso 420 mg. La ingesta diaria recomendada de magnesio para los adultos sanos es de entre 300 y 400 mg, como la Asociación Alemana de Nutrición indica. Un estilo de vida saludable se logra cuando los estimulantes no saludables como el alcohol y el tabaco se eliminan en gran medida. Un adecuado suministro de todos los biofactores importantes para un estilo de vida equilibrado, contribuye a un mejor estado físico, ayudando a prevenir enfermedades graves y mantener una buena salud.

¿Cómo se produce un suministro insuficiente de biofactores?

La mayoría de las veces se puede prevenir una deficiencia de biofactores importantes, la clave es tener una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Los límites oficiales y las indicaciones de consumo de vitaminas, minerales y oligoelementos se basan principalmente en la necesidad promedio de las personas sanas. Sin embargo, individualmente, la necesidad de biofactores puede ser significativamente mayor debido a muchos factores como la edad, el género, el origen étnico, el esfuerzo deportivo, estilo de vida (consumo de alcohol y nicotina), tomar ciertos medicamentos, etc. Además, en situaciones especiales de vida, el cuerpo desarrolla parcialmente una mayor necesidad por un cierto período o es incapaz de absorber los biofactores suministrados muy bien. En estos casos, una dieta deficiente a menudo trae consecuencias y puede ocurrir que luego el paciente deba ser tratado con los medicamentos necesarios. En muchos casos, los riesgos son conocidos y las medidas preventivas tienen que ser consideradas.

Los grupos de riesgo para una insuficiente cantidad de biofactores

Se necesita más de los biofactores hierro, magnesio, y ácido fólico durante el embarazo tambien los niños, incluso en etapa de crecimiento o las personas que tienen una gran cantidad de estrés tienen una mayor necesidad de ciertos biofactores. Las personas mayores, en particular, que posiblemente comen menos y debido a su edad y los medicamentos pueden absorber y almacenar menos micronutrientes están en peligro de tener síntomas de deficiencia. Particularmente veganos tienen que asegurarse de tomar suficiente vitamina B12, que se encuentra casi exclusivamente en productos de origen animal.

Tomar medicamentos durante un largo periodo de tiempo puede conducir a un suministro insuficiente de biofactores

La ingesta a largo plazo de ciertos medicamentos puede suprimir la absorción de algunos biofactores o intensificar su excreción. Los síntomas de deficiencia pueden ocurrir con el tiempo. La lista de los medicamentos en cuestión es larga - se incluyen los anticonceptivos orales, ciertos medicamentos para la diabetes y principios activos contra la hipertensión arterial. Todos estos medicamentos no sólo se prescriben a menudo, sino que algunos de ellos se toman regularmente durante años. El consumo de ciertos medicamentos para la diabetes causa deficiencia de vitamina B12. A largo plazo, esto puede llevar a parestesia y anemia. El consumo de ciertos anticonceptivos hormonales favorece no sólo la vitamina B6 y la deficiencia de ácido fólico, sino también la deficiencia de magnesio. Esto, a su vez, puede dañar los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de trombosis y enfermedades cardiovasculares, según lo informado por la Asociación Profesional de ginecólogos. Por lo tanto, muchos ginecólogos recomiendan a sus pacientes dejar de fumar cuando toman anticonceptivos orales ya que puede empeorar estos síntomas.

No tome ningún riesgo con respecto a la prestación de biofactores!

Si se detecta una deficiencia grave de ciertos biofactores en un análisis de sangre, es indispensable consultar a un médico para compensar las vitaminas y minerales que faltan. Esto también se aplica si pertenece a uno de los grupos de riesgo mencionados anteriormente, en las que se recomienda la suplementación preventiva de biofactores con el fin de que las deficiencias no se produzcan.
El suministro adecuado de biofactores repone rápidamente los niveles de almacenamiento de baja y, posiblemente, evita los efectos secundarios graves de una ingesta insuficiente.

Exención de responsabilidad

© 2016 WORWAG Pharma GmbH & Co. KG - El rango de la información proporcionada en www.woerwagpharma.pe sobre todos los aspectos de la salud personal es exclusivamente para su información y de ninguna manera sustituye una consulta personal, examen o diagnóstico de un médico con licencia. Los contenidos puestos a disposición en www.woerwagpharma.pe no pueden ser utilizados para establecer diagnósticos y / o automedicarse. Tenga en cuenta también la exclusión de la responsabilidad y nuestras indicaciones a los derechos de imagen.